+39 0823/273807 - sistemamusealecaserta@gmail.com

Museo Michelangelo / ES

¿Cómo se miden distancias, ángulos y tiempo? ¿Qué es la luz y cómo se difunde? ¿Cómo se crean y se destruyen las rocas y cómo se componen? ¿A qué valía el dibujo y cómo se dibujaba? ¿Cómo hacían nuestros abuelos o bisabuelas los cálculos científicos? Una visita al Museo Michelangelo contesta a éstas y muchas preguntas más, sobre todo si nos guían educadores o jóvenes estudiantes de manera totalmente gratuita.

Por una parte, el recorrido interactivo, exponiendo rocas y minerales, instrumentos científicos y sistemas tecnológicos por audio, escritura, vídeo y cálculo, fechados aproximadamente entre 1850 y 2000 y contando como se utilizaban, en algunos casos dejando interactuar al visitante. Gracias a estos recursos, se puede recorrer la historia de la escuela en los últimos 150 años también: una micro historia casertana.

Al mismo tiempo, se pueden admirar tres obras de Andrea Sparaco (1936-2011).

 

La parte más antigua de la exposición procede del Instituto técnico “Garibaldi” de Caserta, nacido en época borbonica y activo desde 1864. La sección de topografía expone los objetos más antiguos e importantes por sus características y rareza. La topografia es la ciencia que estudia los instrumentos de medidas y los métodos útiles a encontrar formas y dimensiones de una parte de la superficie terrestre, en un rayo máximo de 25 kilómetros desde el punto de observación. Así, la superficie terrena puede ser dibujada sin las distorsiones de las proyecciones.

Giuseppe Spano (1806 –1873) fue un artesano muy conocido, inventor de patentes también, activo desde 1836 como maquinista del Real Officio Topografico del Reino de Nápoles. Es suyo el teodolito, firmado “Giuseppe Spano e figlio”, fechado “Napoli, 1869”, pagado (con antelación!) 1000 lire de la época. El teodolito es el instrumento principal de la topografía: es necesario para medir con precisión los ángulos verticales y horizontales.

La medida de longitud equivalente al metro fue realizada en 1869 por G. Spano y su hijo y tuvo un papel fundamental en los años siguientes a la Unidad italiana. Eso porque el sistema métrico decimal fue definido en 1793 en Francia. Entró en vigor en 1800 bajo el consolado de Napoleón. Fue adoptado en el Reino de Cerdeña en 1844, primero entre los estados italianos, sólo en 1861 fue utilizado en el reino de Italia y luego en el sur. El nivel de burbuja (Gaetano Spano, 1880 aproximadamente) guarda el cartucho con los reconocimientos nacionales que se le atribuyen a la famosa empresa napolitana. El instrumento fue descrito por Vitruvio (De architettura) y utiliza el principio de los vasos comunicantes. Fue un instrumento tan exacto que Luigi Vanvitelli lo utilizó para realizar el proyecto del Acueducto Carolino, como demuestra la representación editada en la Declaración de los diseños del Palacio Real de Caserta (1756). El origen de dos teodolitos preciosos, sólidos y robustos, de 1850 – 1870, producidos en Paris por Johann Josef Brunner (1804 – 1862) o por sus hijos, activos hasta 1895 es desconocido.

Cleps en griego quiere decir esconder. Con el modelo cleps, en 1854 Ignazio Porro (1801 –1875) escondió los círculos graduados horizontales y verticales en el cuerpo de los instrumentos topográficos para protegerlos de choques y desgaste, así que fueron construidos en cristal, más exactos aún. La muestra en exposición pertenece a Salmoiraghi (1875 – 1900).

Imprescindible es la escuadra de agrimensor, procedente de la llamada grima latina. La exposición cilíndrica es de época clásica, (años 1850-1860); la octogonal remonta a 1900-1925. El taxímetro tuvo la función de una escuadra graduada pero midió los ángulos horizontales también (Giuseppe Spano y el hijo – Napoli, quizás 1865-1870) y tenía las funciones de un cuadrado graduado, pero también medía ángulos horizontales. La exposición de escuadras comprende todas las clases, también a reflexión o a refracción. Igualmente completa y antigua es la colección de niveles. El nivel es la herramienta útil para hacer horizontales las superficies; Los niveles son instrumentos diseñados para medir diferencias (relativas) en la elevación de la superficie terrestre.

El planímetro midió áreas de superficie en los dibujos. El tipo de rodillo fue inventado por el suizo Coradi en 1881; el espécimen expuesto es de Coradi (alrededor de 1900).

El círculo logarítmico (Officina Filotecnica, 1875-1899) se utilizó para realizar multiplicaciones y divisiones, transformándolas en sumas y restos, gracias a los logaritmos.

Con reglas de cálculo, la NASA calculó los planes de vuelo para llevar a 12 hombres a la luna (1969-1972). Las exhibiciones son de S.I.P.I Milano y Dennert & Pape Hamburg, alrededor de 1964.
Calculator Program 101 es una joya de la innovación y del diseño italianos. Comercializado por Olivetti desde 1965, el Instituto Buonarroti lo compró en 1966. Fue el primer ordenador de sobremesa electrónico, en definitiva … el antepasado de nuestros PC, aunque sin teclado, ratón, monitor, DVD, etc.

Los modelos educativos del Museo son casi todas creaciones valiosas de dos fabricantes famosos: Paravia de Turín (38 ejemplares, 1916-20) y Toffoli di Calalzo di Cadore (BL) (379 ejemplares, 1950-1970).

La sección de historia de la topografía completa la anterior, exponiendo instrumentos utilizados desde la Antigüedad hasta 1600 para medidas directas e indirectas de distancias, ángulos y tiempo. Son copias de madera pero funcionales, realizadas en 2008 porque no hay originales. No tienen telescopios, ni microscopios porque la óptica entró en los instrumentos topográficos solo desde principios de 1700. Groma, lychnia, chorobate, baculo, cuadrado, cuadrado geométrico, cuadrado cojo, archipendolo, etc. explotan la similitud entre triángulos y los teoremas de Pitágoras y Tales para obtener medidas indirectas de distancias y ángulos, gracias a técnicas hoy desconocidas pero bastante precisas.

La sección de mineralogía exhibe 100 especímenes seleccionados de la colección de más de 300 muestras de rocas y minerales regaladas en 2009 por F. P. Desiderio. Otros fueron regalados recientemente por los
profesores Modarelli y Rea. La exposición incluye rocas ígneas (intrusivas y extrusivas), sedimentarias y metamórficas con muestras de toda Italia: Alpes, Apeninos, Sicilia, Cerdeña e Isla de Elba y algunos ejemplares de Brasil, Irán, Canarias. Dos puestos de microscopía ofrecen a los visitantes la emoción de la observación directa de los cristales visibles en secciones delgadas de rocas.

¿Para qué se utilizaba el diseño? La sección de historia del dibujo técnico desde la Edad Media hasta la llegada del CAD (Diseño Asistido por Computadora) lo cuenta. Se utilizó para diseñar objetos que aún no existían, para detectar (métricamente) los existentes, para reconstruir la forma y la apariencia de los perdidos o en estado de ruina y para comprender las relaciones (a menudo armoniosas) entre las partes del todo y los materiales, sobre todo en arquitectura.

Se exponen reproducciones de dibujos famosos del pasado de monumentos históricos de nuestra zona y 20 de los 47 dibujos del Ing. M. Scarnati de 1923-28, regalados por su hija. El corazón del itinerario es la reconstrucción de un estudio de agrimensor (1960-70), completo con mobiliario y accesorios (plumillas, tintas, máquinas de oficina, libros, etc.).

La sección de ciencias puras y naturales exhibe solo una pequeña parte de los instrumentos tomados de los bien equipados gabinetes científicos del Instituto Provincial Agropecuario. De particular interés: el curioso casete de «Caoutchouc e Guttaperca» (Pirelli & C./Milano – Spezia, 1902); el galvanómetro estático de Nobili (Filippo de Palma, Nápoles, 1864), instrumento omnipresente en los laboratorios de física de la segunda mitad del siglo XIX; el espectroscopio de prisma Bunsen-Kirchhoff (ca 1890), el barómetro Fortin (E. Zanchi, Roma, 1928), los modelos de estructuras cristalinas de minerales, hechos de hierro y vidrio (quizás Paravia, 1916-20) la pareja de telégrafo Morse receptor y transmisor (“Officine Meccaniche Pio Pion, Milán”, ca 1880) y de teléfonos (1880 – 1900).

El apartado de tecnología, cálculo y multimedia narra la evolución de las máquinas de oficina (de escritura y para la informática administrativa-comercial y científica) y de los equipos de grabación y reproducción de audio, imágenes, video, entre los años 50 y 90. Imperdibles son: el disco de audio y reproductores de cintas magnéticas de los años 50-60 (Geloso y Lesa), la Epson HX 20 (1983), considerada la primera máquina portátil comercializada a gran escala, la famosa Divisumma 24 Olivetti (1964), piedra angular de la automatización del trabajo de oficina; el grabador de video Philips N1500 (1973), el primer dispositivo doméstico de su género.